Breve Curiosidad #26: Jugar a ser Dios

Visato en El Listo (un web cómic de lo más recomendable, epse a que la mayoría de tiras tengan un diseño más bien “cutre” (pero el contenido, para mí, es suficientemente genial como para ignorar ese detalle ^^)

De la ciencia ficción a la realidad #3: Gattaca

Seguramente muchos conozcáis la noticia que apareció, hace no mucho, sobre los “bebes a la carta“. Todo el asunto puede resumirse en que una clínica de fertilidad anunció que ofrecía a las parejas que recurrieran a su proceso de fertilización, no sólo el darles un embrión libre de enfermedades genéticas, si no también elegir el sexo, color de piel, pelo y ojos. De todos modos, tal como explica muy bien Ángel en un post muy recomendable, casi todo es bombo y platillo. Vamos, que la visión que se ha dado al público es poco menos que ciencia ficción, si tenemos en cuenta todos los factores reales.Pero que le vamos a hacer. Estos temas encantan a la prensa y por la polémica, también encantan a mucha gente: sacar todo de quicio.

En cualquier caso y por pequeño que sea, es un paso adelante en el camino a un hipotético futuro como el que se describe en Gattaca.

El Mundo de Gattaca:

gattaca-dvdcover

Lo primero que debo decir es: la peli es muy recomendable. Si no la has visto, merece la pena.

Lo segundo es hablar un poquito de ella, pero sin desvelar elementos fundamentales de la trama, para que quienes no la hayan visto sepan de que va la cosa.

Gattaca plantea una sociedad de un futuro cercano a la manera clásica de la ciencia ficción: Se parecen mucho al nuestro, pero existen unos pocos elementos radicalmente diferentes. En este caso, se trata de la ingeniería genética.

Tal como se explica al comienzo de la película, la gente ya no es “concebida” de la forma “normal”. Lo normal es, en cambio, que se use reproducción asistida. Y por supuesto, esto significa que los niños “toman lo mejor del padre y la madre”. Así, se eliminan todo tipo de enfermedades genéticas. Pero también la propensión a enfermedades, a conductas violentas o al alcoholismo. Los niños que nacen son más resistentes, más longevos, mejor formados, más inteligentes… una versión sublimada de la humanidad. La trama despega desde la siguiente premisa: El protagonista es un “hijo de Dios”, nombre que reciben aquellos que han sido concebidos de forma “natural”.

Y los pocos (y cada vez menos) como él, se terminan convirtiendo en marginados de la sociedad. Menos capacitados en todos los aspectos, sus trabajos son los más básicos. Llega un momento en que para llegar a un puesto de trabajo importante, todo lo que hace falta es una prueba de ADN.  Como dice en cierto momento el protagonista “puedes negarte a la prueba, pero entonces podrían coger una muestra tuya de cualquier sitio. Del pomo de la puerta, del vaso de café que has tomado o de un apretón de manos.”

Se explica que la discriminación genética está prohibida pro la ley, pero a la hora de la verdad… “nadie se toma en serio la ley”.

En la película se hace hincapié en el desarrollo de los personajes y de la trama principal. El mundo, que se explica al comienzo, es luego sencillamente el escenario y la excusa de la historia y aunque se desarrolla en algunos detalles, no es el centro de la película para nada.  Sin embargo, los detalles que se ven de él, son suficientes para la película.

El mundo que se presenta está obsesionado con el ADN. Es el nuevo prejuicio por el que medir a tus semejantes. Un puntazo es precisamente la oficina de “secuenciación” del ADN, donde puedes llevar una muestra de quien sea, la analizan y te dan una historia completa de sus características físicas, y que se usa para “calibrar” futuras parejas. Así mismo, parece que todo está dividido en castas genéticas: cuanto mejor ADN más alto puedes llegar. Ahora todo tu futuro está determinado desde antes de tu nacimiento. Tu éxito en la vida está en tus genes.

Una breve reflexión sobre la película:

gattaca_ethan_umaEl mundo que se pinta a veces da escalofríos. Casi siempre por la idea de estar completamente predeterminado por tus genes, pero también por la actitud de esa sociedad, extremadamente pulcra, extremadamente formal, extremadamente “pura”.

La impresión que queda después de ver la película es: “que terrible un mundo así”. Pero yo le di un par más de vueltas. Pensándolo fríamente, no es tan terrible la cuestión de la “determinación genética, al menos tal como yo lo veo.

Es decir, todos nosotros tenemos nuestras capacidades innatas determinadas por nuestros genes. La diferencia fundamental con este mundo es que nosotros somos “al azar” mientras que en Gattaca la gente tiene su ADN “optimizado”. También da escalofríos la idea de las “castas genéticas” aunque, realmente, a día de hoy ya existe en menor o mayor medida: no todos podemos ser grandes futbolistas o ganadores del premio Nobel. El racismo, por ejemplo, no es más que otra versión de la “discriminación genética”.

En todo caso esa sociedad debería dar miedo a los Jefes y Políticos: parece que los idiotas tienen los días contados en el poder.

Por supuesto si llegáramos a un mundo como Gattaca, los ricos siempre tendrían acceso a mejores opciones y por tanto la casta de poderosos de hoy lograría la legitimación definitiva de su posición que han buscado durante toda la historia.

Desde la edad media y hasta la ilustración, por ejemplo, los reyes y los nobles legitimaban su posición por “mandato divino”. Dios había querido que ellos nacieran nobles. Por tanto el orden NATURAL de las cosas era ese. Luego vinieron otros intentos menos conocidos pero igualmente descabellados. Por ejemplo, durante el siglo XIX y la primera mitad del XX, fue una constante la búsqueda de una legitimación natural para la supremacía del hombre blanco sobre el resto de razas. Esto principalmente se llevó a cabo mediante “estudios de inteligencia”, demostrando que la mayor capacidad intelectual del blanco lo ponía por encima del negro. Pero después de la selección natural de Darwin también se quería justificar evolutivamente. Incluso a día de hoy alguno sigue diciendo majaderías de esas. De todos modos, sorbe este tema prometo hablar en el futuro, largo y tendido.

De esta forma, si eres rico, tienes mejor descendencia. Como los descendientes son mejores tienen, por supuesto, que estar por encima de los demás. Bueno, es cierto que pasaría. Pero también pasa hoy en día con los ricos y poderosos. Vamos, que en Gattaca sólo sería una versión diferente de la misma tragedia que llevamos representando desde la antigüedad.

Así que en definitiva, no. El futuro de Gattaca no me da escalofríos. Nuestro presente es igual o aún más escalofriantes. Tal vez en EEUU, un país que tiene como una de sus filosofías capitales el que la capacidad personal para medrar te puede llevar realmente lejos (“La tierra de las oportunidades”) esta visión sea un tanto más escalofriante.

Por último quería hablar de la moraleja de la película. A veces da la sensación de que hay un alegato pro-Dios frente a una ciencia desalmada. Si os habéis fijado en la carátula que puse un poco más arriba, ésta dice: There is no Gene for the human Spirit.

Pensándolo en profundidad, creo que esto no es así. Para mí esta historia es una historia de superación. La moraleja final, la más autentica, no es sobre si debemos mejorarnos a nosotros mismos. No. La moraleja que yo veo es que por mucho que nos mejoremos a nosotros mismos genéticamente eso no lo es todo: la voluntad, el trabajo, el empeño y los sueños, pueden llevarnos más allá de nuestros límites aparentes. Por otro lado, la crítica que yo veo es contra el prejuicio que se establece es en función de la valía “potencial”, no de la valía real.

Tanto la crítica como la moraleja de la historia, son completamente cotidianos para nosotros. Son temas universales y eso es algo que ayuda mucho a que una historia sea buena.

Quería terminar con una frase realmente impactante, aunque debo decir que la película tiene unas cuantas frases impactantes.

“Nunca entenderé qué fue lo que empujó a mi madre a poner su fe en Dios, en vez de en su genetista”

PD: Aunque no venga a cuento, el tema principal de la BSO de la película es sobresaliente. Aquí os lo dejo: (que lo disfrutéis ^^)

PD2: Premio para el que me diga de donde sale el nombre de la película.