Grandes Frases #2:

Tengo en mi página de inicio de Google un addon que cada día me pone una frase célebre. La de hoy me apetece compartirla, porque tiene un interesante contraste con la de ayer:
“Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad”

– Gandhi

Y os recuerdo la de ayer:

“De los dóciles y humildes pueden salir los santos, pocas veces los sabios”

– Santiago Ramón y Cajal.

¿Visiones contrapuestas o conciliables? ¿pueden ser ambas “ciertas”? ¿Cuál visión prefieres tú?

Anuncios

4 comentarios to “Grandes Frases #2:”

  1. Hikari Says:

    yo digo que conciliables… “la verdad” a la que Gandhi se refiere, probablemente no sea lo mismo de lo que habla Ramón y Cajal, y teniendo en cuenta que uno puede pasar muchas etapas en su vida, creo que ambas son “ciertas”

  2. Aureus Says:

    Yo pienso que Ghandi tiene razón, para ser buena persona. Para ser sabio, creo que lo fundamental ni siquiera es ser inteligente (aunque ayuda), sino ser curioso. Para ser sabio reconocido, o cualquier otra cosa pero reconocido por los demás, creo que Ramón y Cajal tiene razón, difícilmente se llega arriba con humildad, más difícil aún con docilidad.

  3. Gouki Says:

    creo que la diferencia de ambas radica en la palabra docil.

    sin humildad no se puede llegar a comprender que la Tierra no es el centro del universo y que el ser humano desciende de animales.
    a este tipo de humildad se refiere la priemera frase.

    a ser humildes y abandonar el intentar que nuestro intelecto pueda excrutar las leyes de un dios porque el lo sabe todo en un nivel que no podemos comprender, va mas por la segunda frase.

  4. Martaku Says:

    Como dice gouki, estoy de acuerdo en que la falta de humildad nos cegaría a descubrir aquello que es superior a nosotros, como muy bien a ejemplificado al mentar la antigua teoría del universo en el cual somos el centro. En cambio, no veo que sean contrapuestas, las cosas no son blancas o negras, existen los colores.
    Ambas las interpreto yo en una frase:

    No debes ser tan soberbio como para negar tus fallos ni tan humilde como para no ansiar encontrar la respuesta.

    Si te falta humildad, pensaras que todo lo que tu dices es cierto, negando posibles ideas y pruebas de los demás. Pero si te pasas de humildad, tus limitaciones te impedirán superarte a ti mismo en el ansia de conocimiento.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: