Ombligocentrismo

Este post es el siguiente de una pequeña saga de críticas (destructivas) sobre mi superstición favorita (de criticar, me refiero): la astrología. Aquí tenéis los post anteriores: La influencia de Ceres y La voluntad de los dioses.

Al igual que en el artículo anterior (La voluntad de los dioses), en éste voy a seguir criticando la incoherencia histórica de la astrología, para dinamitar uno de sus principales pilares: su antigüedad.

La astrología, en la antigüedad se propagó, junto con muchos otros conocimientos, como matemáticas y deidades, desde oriente medio hacia occidente. Durante los siguientes siglos la astrología preoccidental se extendió a los lugares que eran “civilizados” por los fenicios y  griegos primero, y luego por los romanos. Porque como ya vimos, en su la astrología nació como una expresión religiosa.

Pero todo cambió con los griegos y su racionalismo. Fueron ellos los que comenzaron a darse cuenta de que la naturaleza, lejos de  la idea de estar regida por dioses, espíritus y otras fuerzas incomprensibles, podía ser entendida por los hombres.

Durante los siglos en los que los griegos desarrollaron su pensamiento filosófico-natural, fueron unos incansables estudiosos del cielo que trataron de racionalizar sus movimientos. Aristóteles, que se basó en los estudios de Eudoxo, puso las bases de la astronomía que durarían hasta el renacimiento. A saber:

  1. La tierra es una esfera en el centro del universo y permanece inmóvil.
  2. Luna, Sol y planetas están contenidas en unas esferas que giran concéntricas con la tierra  uniformemente (velocidad constante).
  3. El resto de estrellas está situado también sobre una esfera, la más lejana de todas, también concéntrica y de giro uniforme.
  4. Además de estas esferas, había otras intermedias, cuya función era explicar las extrañas vueltas y revueltas que tenían los planetas, puesto que sus giros uniformes afectaban al resto de esferas y provocaban esos giros.
  5. El cielo y sus elementos son, obviamente, inmutables. Por tanto perfectos y por tanto, todo lo que está por encima de la tierra tiene que ser de un elemento incorruptible: el Eter. Esto también se refleja en los movimientos circulares de los astros: el movimeinto ciruclar uniforme era el movimiento perfecto.
  6. En contraposición, lo que llamó el mundo sublunar (de la esfera en la que se movía la luna hacia abajo), está formado por cuatro elementos básicos (tierra, agua, aire, fuego) que son corruptibles.
Esquema simplificado del sistema propuesto por Aristóteles (de http://www.fisicanet.com.ar/monografias/monograficos1/es12_fisica_y_ciencias.php)

Esquema simplificado del sistema propuesto por Aristóteles (de http://www.fisicanet.com.ar/monografias/monograficos1/es12_fisica_y_ciencias.php)

Con el tiempo, los pensadores griegos cambiaron lo que más problemas les daba de lo propuesto por Aristóteles: el tema del movimiento de las esferas concéntricas. Y crearon un modelo, más simple, aunque violaba “la existencia de esferas de eter” propuesta por Aristóteles. Pero eso no importaba: era un modelo y por tanto sólo pretendía explicar los movimientos y no la razón de ellos. Este nuevo sistema era el epicíclico, que recogió y mejoró Claudio Ptolomeo en un gran tratado de astronomía, que los árabes llamarían Almagesto.

No voy a entrar a explicar el sistema ptolemaico en esta ocasión. Baste saber que se componía de discos en los que se situaban los planetas y que giraban a velocidad uniforme (respetando así la idea aristotélica del movimiento uniforme). Pero era igualmente geocéntrico:

Ptolomeo fue el más grande astrónomo conocido de la antigüedad. Y sin embargo, también escribió un tratado sobre astrología: el Tetrabiblion.

¿Cómo es esto posible?

Los griegos, al explicar matemáticamente el movimiento de los planetas, eliminaron a los dioses de al ecuación. El movimiento planetario ya no era algo impredecible originado por deidades caprichosas: era un sistema completamente predecible matemáticamente. Esto fue un shock religioso para algunos.

Pese a ello, siguieron aceptando la tradición astrológica de influencias planetarias, aunque la racionalizaron considerablemente. Así la alquimia (teoría de los cuatro elementos) y la medicina (teoría de los cuatro humores) tenían una fortísima relación con la astrología.

Esto ya se parece bastante más a la astrología moderna ¿no? Pero entonces, en su esencia ya no es tan antigua como a veces quieren hacernos creer.

Durante la edad media, la astrología fue “tolerada” por la Iglesia, ya que había perdido su carácter religioso mucho antes, y debido a que era una “ciencia” respetable en lo tocante a su influencia sobre el mundo natural. Sin embargo, se criticó muy duramente cualquier insinuación de que la astrología influía sobre los hombres: eso sería violar el libre albedrío divino. Este aspecto de la astrología quedó relegado en la cristiandad de los círculos eruditos pero siguió persistiendo en el pueblo llano.

Como veis, en la astrología de la edad media ya distinguía entre superstición y “ciencia”. Fue la semilla de la separación entre astronomía y astrología.

Cuando llegó al renacimiento, se desmontó la teoría Aristotélica por observaciones astronómicas. Y el modelo geocéntrico Ptolemaico fue sustituido por el Heliocéntrico debido a que explicaba las mismas observaciones pero mediante un sistema mucho más simple. Esto fue un shock religioso también, pero eso es otra historia.

A partir de entonces, la astrología y la astronomía se distanciaron. Los eruditos poco a poco se dieron cuenta de los sin sentidos filosóficos de la astrología y comenzaron a abandonarla. Sobrevivió sólo entre el pueblo, como superstición y dio pana  muchos charlatanes posteriores.

La astrología se derrumbó por las siguientes razones, que son hoy igualmente válidas:

  1. La astrología influía en el mundo, porque según Aristóteles, los planetas y todo lo demás giraba centrado en el mundo. Con la caída del geocentrismo, ya nada gira alrededor nuestro, excepto la luna. ¿porque van a influir sobre nosotros si ya no somos el centro de sus movimientos?
  2. Lo celeste no está hecho de éter. Es mutable y corruptible. Y si está hecho de los mismos elementos de los que está hecha la tierra ¿porque habría de influir de una forma diferente a los materiales terrestres?
  3. Las estrellas “fijas” del cielo, no están todas en una esfera que rodea a la tierra. Cada estrella está a una distancia. Las hay más cercanas y más lejanas. Incluso las había que no eran visibles a simple vista, pero sí con telescopio. El sentido del orden de las constelaciones desaparece: ya no son puntos ordenados con un sentido sobre una esfera, ahora son simplemente pura apariencia.
  4. Para más inri, las estrellas se movían en el cielo poco pero lo suficiente como para que a lo largo de los siglos las constelaciones cambiaran…
  5. Por último, las influencias de los planetas se propagaban por el éter que llenaba todo el espacio hasta el aire de la atmósfera. Pero se demostró (no en el renacimiento, si no más tarde) que el éter no existía. ¿cómo se transmiten las influencias astronómicas en el vacío

Señor astrólogo ¿usted es aristotélico y geocentrista? porque de otro modo, ningún sentido tiene la astrología: se basa en premisas que se demostraron erróneas. En realidad, me parece a mí que los astrólogos como muchos otros, por ejemplo creacionistas, no es que sean geocentristas, son ombligocentristas: toda la naturaleza gira alrededor de sus ombligos para que pueda tener sentido.

Anuncios

5 comentarios to “Ombligocentrismo”

  1. Gouki Says:

    te estan saliendo unas entradas muy curradas,vas a seguir?porque mira que tienes material con la moda ahora de los horoscopos chinosXD

    saludos

  2. ahskar Says:

    Muchas gracias Gouki. A veces temo que me salgan post demasiado ladrillacos y por eso resumo bastante y voy diviendo el tema en varias entregas ^^U

    Y sí, voy a seguir. Aún me queda material para rato sólo con lo que se refiere a las supersticiones astrológicas occidentales. Si entro en las de otras culturas…. pero con tiempo ^^
    Es que estos días he estado un poco liado con parciales, pero esta semana estoy consiguiendo mucho material y voy a actualizar con más frecuencia ^^

  3. Kimix Says:

    El Geocentrismo, hoy por hoy, es una realidad. Si lo miramos a pequeña escala parece obvio, a una escala un poco mayor parece que el centro sea el sol, y todavía mayor parece que no haya centro del universo. La realidad, que se sepa, existe en el caso de que haya observadores (puede que exista sin observadores, pero esto no lo sabemos). Entonces deberíamos considerar como único real lo que es nuestro universo observable (pues no sabemos si hay otros observadores en otros planetas, por tanto no podemos partir de el caso hipotético de que existan). ¿Y quién está en el centro de nuestro universo observable? Bingo: yo (y en tu caso tú). Y en una aproximación un poco más basta, la Tierra. Todo se mueve en torno a ella y es el origen del sistema de referencia por excelencia por el hecho de ser el punto que equidista con cualquier otro punto en el horizonte de partículas. La Tierra, indudablemente, es el centro del universo, y aunque la astrología sea un engaño en eso tenía razón Aristóteles.

  4. ahskar Says:

    Kimix:
    Es una vuelta de tuerca muy interesante. Pero tal como lo planteas se acepta la subjetividad del sistema de referencia. Y esa es la diferencia esencial con Aristóteles: su universo estaba OBJETIVAMENTE centrado en la tierra. Y eso en el cristianismo era una idea fundamental, puesto que el hombre debía ser objetivamente el centro de la creación divina.
    Como sea, al cuestión es que la mecánica del universo no es girar alrededor de este punto. Si queremos expresarlo de esa manera actualmente (comos e hace en astronomía) es sencillamente porque nos resulta más fácil (pero eso no quita que se estudien otros movimientos en el universo, como el giro galáctico).

  5. Breve Curiosidad #32: Otra de astrología… « Curiosidad Científica Says:

    […] he podido reprimirme de compartir una nueva viñeta de Montt, aunque el tema de la astrología no es la primera vez que aparece en sus […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: