No es cuestión de verlo más grande…

Es habitual entre la mayoría de la gente pensar que la función principal de un telescopio es ampliar los objetos para que podamos verlos mejor. Así, la idea es que un telescopio más grande, por narices tiene que ampliar más los objetos. Esto en realidad no es cierto.

Lo que prima en la mayoría de telescopios no es la capacidad de ampliar la imagen si no su abertura, ya que la función de este instrumento es captar luz.

¿Captar Luz? ¿Para qué?

El gran problema que tenemos al mirar al cielo es la limitación natural de nuestros ojos, que no son capaces de captar objetos de los que nos llega poca luz. Nuestros ojos, por debajo de cierta intensidad, sencillamente no detectan nada.

Un telescopio es un sistema óptico que, ya sea mediante lentes o mediante espejos, busca recoger toda la luz posible de un objeto y concentrarla en un área muy pequeña. De esa forma, cuando miramos por el telescopio podemos ver objetos que antes no veíamos pues el telescopio concentra en nuestro ojo la luz proveniente de un objeto en un gran área.

Puede que todo esto suene un poco raro, pero es fácil si pensáis en una lupa. Todos alguna vez hemos cogido una lupa y hemos probado a concentrar con ella la luz del Sol en un punto sobre un papel, para ver como este ardía.

Con la lupa ocurre lo mismo con el telescopio: captamos la luz correspondiente a todo el área de la lupa y la concentramos en un área muy pequeña.

Por eso es completamente imprescindible que un telescopio sea GRANDE, pues cuanto mayor sea su abertura, más luz conseguiremos captar y podremos ver objetos más débiles.

Pensad en las galaxias que veis en las fotografías, como esta (que hice yo* en prácticas de la universidad):

rgbreal

La mayoría de la gente cree que no las ve en el cielo, porque son muy pequeñas y por eso, si quisiera verlas, necesita un telescopio.

¡ERROR!

En realidad son enormes en el cielo. Gigantescas. Pero son tan tenues por estar tan lejos, que nuestros ojos no pueden captarlas. Mirad como veríais el cielo, si tuvierais unos ojos especiales que fueran capaces de captar objetos tan débiles:

galaxias-visibles

Imagen obtenida de TWAN proyect vía teleobjetivo.com

Y como veríais a la galaxia Andrómeda (la más cercana a la nuestra):

m31-y-luna

Imagen obtenida de Microsiervos.

Si no os lo creéis, pensad sencillamente en la Vía Láctea. Seguro que donde estéis no podéis verla a simple vista y sin embargo es una banda ancha que cruza el cielo… de un tamaño nada obviable.

* Bueno, la foto no la hice yo. Use una base de datos de galaxias para reconstruir la imagen en color a partir de las observaciones de intensidad originales. Pero ya que tenía por ahí la imagen, me hacía ilusión enseñarla.

Anuncios

Una respuesta to “No es cuestión de verlo más grande…”

  1. Discos de Acreción en Sistemas Binarios III « Curiosidad Científica Says:

    […] Una nova consiste en el repentino aumento de brillo  (del orden de 10000 veces) de una estrella. Lo de nova le viene a que cuando aumenta tan enormemente de brillo, una estrella invisible para nosotros, puede llegar a verse. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: