Breve Curiosidad #4: Supersticiones: algo completamente relativo.

Estamos acostumbrados aquí, en Occidente, a que el número 13 sea considerado de mal agüero o mala suerte. Pero casi nunca uno se pregunta sobre qué números consideran de mala suerte otras culturas.

En concreto en Japón el número 4 es considerado un número fatídico debido a que una de sus pronunciaciones coincide con la de “muerte”. Es divertido pensar que el número 4 es bastante más frecuente que el 13 en la vida cotidiana. Pero si además se añade que es un número con un significado equivalente en lo negativo al 666, pues pueden darse situaciones curiosas. Por ejemplo, nunca se hacen 4 regalos.
Más aún, el número 9 puede pronunciarse como “sufrimiento”. Por lo que es otro número del que se huye bastante.
Otra curiosidad es que en un hospital jamás verás una habitación nº 43, debido a que puede leerse literalmente como “nacimiento muerto”.

La cuestión es nada más una curiosidad pero usémosla como excusa para reflexionar: si cada cultura tiene diferentes supersticiones sobre la suerte podemos llegar a la conclusión de que no son algo universal.
Realmente no traen mala suerte puesto que la experiencia es contradictoria entre diferentes grupos. No niego que las supersticiones puedan influir en nosotros en tanto que modificamos nuestro comportamiento debido a ellas o que al simple creencia en que nos va a ocurrir algo malo nos haga terminar encontrando algo malo para relacionarlo. En cualquier caso, es algo claramente subjetivo y por tanto, sabiéndolo, sólo somos tan presos de la suerte como creamos serlo.

Anuncios

4 comentarios to “Breve Curiosidad #4: Supersticiones: algo completamente relativo.”

  1. Eugenio Manuel Says:

    Aún así, nos rodea infinadad de gente que no aprecian la arbitrariedad de la superstición. Qué se le va a hacer. Una buena entrada.

  2. ahskar Says:

    Precisamente por eso hago esta reflexión, Si con ella aunque sea una sola persona se lo plantea y deja de creer en esas cosas, ya habría merecido la pena cualquier todo el trabajo invertido en este blog ^^
    Gracias!

  3. José L. Castillo Says:

    ¡Hola!

    Yo creo que el convencimiento de que viene la mala suerte termina condicionando el comportamiento para interpretar todo lo que ocurre desde ese punto de vista.

    Y es que estamos seleccionados como pesimistas. Un pesimista sobrevive más. Es un sistema de alarma que, en su contexto, resulta adaptativo, pero rigiendo todo el comportamiento, mal conducido, produce mucho sufrimiento a quien lo padece.

    Salu2.

  4. ahskar Says:

    Estoy completamente de acuerdo contigo José. ^^


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: