La paja en el ojo ajeno…

¡Hoy hermanos, he sido testigo de una infamia, de un acto terrible que agrede nuestra esencia y el orden natural y debe ser prohibido por las autoridades pues atenta directamente contra nuestras creencias… Hoy, me han dado una postal cerca del metro, que cuando la he examinado he descubierto que… insinuaba que Dios existe y no sólo eso, si no que además dice que todos somos malas personas, salvo los que se salven por creer en Él!  xDDDDD

Vale, ahora en serio.

Seguramente casi todos habéis oído hablar de las terribles críticas de la Iglesia Católica a la publicidad de los buses ateos. Y ahora, mira por donde, es la segunda postal de publicidad cristiana evangélica que me dan en la zona de la universidad.

La verdad, no me molesta nada que repartan publicidad cristiana, ni evangélica ni católica. Aquí hay libertad de expresión ¿no? Como tampoco me ofende que hablen de su dios y no me causa ningún trauma la insinuación de que voy a arder en el infierno.

Que la tolerancia no es pretender que quienes son diferentes por no pensar igual, puedan existir en un rinconcitos calladitos y sin molestar. La tolerancia es, que si dicen cosas con las que yo no estoy de acuerdo, permita que las digan (sobre todo cuando no hay ningún insulto, sólo una declaración pública de lo que piensa un colectivo). Y luego, si quiero, respondo.

Venga, si un ateo pecador como yo puede ser tolerante, seguro que quienes predican el amor al prójimo, la bondad, y “poner la otra mejilla”, seguro que pueden ser tan tolerantes o mucho más que yo. Y que conste y quede extremadamente claro que no pretendo burlarme de los cristianos en general ni de los católicos en particular. Sólo de las autoridades eclesiales así como todos aquellos que han arremetido ranciamente (intentar que no se permitan, quejarse de que les ofende por decir terribles mentiras…) contra los “autobuses ateos”. Y sí, tienen todo el derecho del mundo a quejarse si les parece, pero si con ello demuestran que son unos intolerantes, que no se extrañen de que así les llamen.

Lo que quiero decir es que si un ateo pecador como yo puede ser tolerante, seguro que quienes predican el amor al prójimo, la bondad y “poner la otra mejilla”, pueden ser tan tolerantes o mucho más que yo. más cuando ellos mismos hacen básicamente lo mismo de lo que se quejan que hagan los demás: publicitar su forma de ver el mundo.

Por cierto que la publicidad evangélica tiene una dirección web que no tiene ningún desperdicio, porque parece, sinceramente, hecho a propósito de mi post anterior. Así que ya lo comentaré.

PD: últimamente me estoy desviando de la divulgación científica, pero me parece que fomentar la crítica y el escepticismo es parte fundamental de la ciencia.

PD2: A todo esto, que no viene a cuento para nada. Pero esta tarde he visto un vídeo en la página “Cuaderno de Bitácora” que me ha encantado y quería compartirlo.

Anuncios
Publicado en Reflexión. Etiquetas: . 2 Comments »

2 comentarios to “La paja en el ojo ajeno…”

  1. Rebeca Says:

    Supongo que exageras un poco, la publicidad no queria decir que los que no creen en Dios son malos. De hecho creo y confirmo que para poder llegar a las personas que no creen en Dios hay que hacerlo de una forma radical y creativa. Yo soy cristiana-evangelica y estudio publicidad, considero que hay quienes critican a los cristianos por ser radicales. No te ofendas por una publicidad que lo unico que desea es llegar a los corazones de las personas, tal vez de una forma drástica y fuerte pero en ocaciones funciona. Algunos nos equivocamos al querer que otras personas conozcan a Cristo de la manera que nosotros lo conocemos.El creer en Dios no es religión sino una comunión y una relación íntima con El. Todos lo ven distinto, puede ser que para otra persona esta misma publicidad lo hizo refleccionar. Dios no es un ser que verás en las iglesias representado o en una imagen, sino que El es una persona que no vemos pero siempre esta con nosotros, El es un ser excepcional, lleno de amor, comprensivo y en ocaciones raro, porque actua de formas que no entendemos pero que funcionan…

  2. ahskar Says:

    No sé si has leído el artículo hasta el final, pero si es así lamento la confusión: el principio es sólo una broma y la esencia del artículo no es que me haya ofendido o me parezca radical la publicidad evangélica. Se trata sencillamente de mencionarlo a propósito de los autobuses con publicidad atea que fueron tan duramente criticados por los católicos.

    Sé que la publicidad no quería decir que los que no creamos seamos malas personas (básicamente dice que todos lo somos, pero que la única forma de no serlo es creer en Él). Pero de nuevo es una comparación con el mensaje de los autobuses ateos. A lo que voy, es que si alguien quiere darse por ofendido, este tipo de publicidad le ofenderá. La cuestión es la tolerancia hacia los demás, incluida su libertad de expresar su conciencia religiosa (o atea) ;)

    Por lo demás entiendo lo que quieres decir, aunque no lo comparto. Si quieres conocer alguna de mis razones, puedes leer el artículo anterior, donde expongo una de las contradicciones que hay en la concepción que hay de Dios. seguramente no te convenzan (en eso consiste la fe), pero tal vez entiendas mejor así mi posición.

    Gracias por tu comentario ^_^


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: